5.2.13

HALLO BERLÍN

La Bread&Butter llegó y se acabó.
Y teníamos muchas ganas de contaros lo que allí aconteció. Mucho frío, pero una experiencia fantástica!!
Lo mejor: la ubicación, el antiguo aeropuerto de Berlín-Tempelhof. Un espacio inmenso que acogió más de 600 stands diferentes, así que por unos días nos pusimos hasta arriba de ideas, tendencias y hasta un poquito de spanish wine!
Antes de entrar, los asistentes recogimos nuestras acreditaciones en los antiguos mostradores de facturación.






Lo primero que nos llamó la atención fue el smart diseñado por Jeremy Scott y sus luces de neón.
Además de los distintos puestos con ropa, cosmética high class y hasta una barbershop, el espacio contó con una enorme estructura metálica en la que se conserva el reloj de la vieja terminal. Debajo está el moderno restaurante. DJ Snips nos musicalizó a lo bestia. Estuvo fantástico! Mucha caña y muy buen rollo. Aquello parecía un parque de atracciones: piruletas, palomitas, mimos, chicles de colores, nubes de azúcar y perritos calientes (pero de los de verdad).







La Bread&Butter se ha ganado un reconocimiento global, consolidándose como la feria líder en moda urbana y streetwear. Y el espacio fue inmejorable: tuvimos la oportunidad de visitar Berlín y comprobamos que se merece su fama de ciudad abierta, joven y cosmopolita. Super recomendable!! Además, para que os hagáis una idea de lo amable que es la gente, por la noche, mientras esperábamos el taxi, nos ofrecieron prendas de abrigo for free. Qué buena idea!


Mientras esperamos a la próxima edición, os dejamos unas snap shots para que disfrutéis del ambiente que allí había tanto como nosotros.

Ah! Y algo de música, claro! Seguro que os gusta!

 
http://www.youtube.com/watch?v=AoedK3XcoBE

Auf Wiedersehen!

No hay comentarios:

Publicar un comentario